El Compromiso en el Matrimonio.

 El Compromiso en el Matrimonio.Hablemos hoy del compromiso que rodea a una relación, y de cómo  a veces sin darnos cuenta, este compromiso deja de ser natural, voluntario y amoroso y pasa a convertirse en grilletes y cadenas pero no en nuestros pies, sino más bien en nuestra mente a causa de no amarnos lo suficiente….haz click para continuar leyendo

 

Generalmente cuando elegimos pareja no pensamos más que en lo enamorados que nos sentimos, pero el buen  juicio dice que es necesario ver un poco más allá, no podemos permitir que el corazón le cierre el paso a la razón. Es entendible que la atracción que nos une se haga presente la mayor parte del tiempo, sin embargo las decisiones trascendentales en nuestra vida, como la del ser con quien compartirás tu vida, debe ser siempre bien concientizada, consultada con el alto mando y  hacer el  esfuerzo por mirar con claridad en quién es y no a quien vemos en esa persona.

El divorcio que sobreviene a una relación en la que prevalecen las crisis matrimoniales, se ha hecho tan común, y tan fácil de conseguir  que es una de las causas principales por las que las parejas no se detienen a pensar y escoger con calma a su compañero de vida, más bien prevalece la idea de: “Me gustas, te quiero para mi, casémonos y si no funciona siga cada uno su camino”. Mal concepto que lleva a grandes problemas de relación, pero que lamentablemente es lo que se estila hoy en día.

No obstante, no son solo las incompatibilidades de carácter lo que lleva a los conflictos de pareja, también las  actitudes de poco ó nada de amor a nuestra persona pueden atraer comportamientos abusivos de la otra parte, en la convivencia conyugal se debe tener presente la regla de oro:

“Amaras a tu prójimo como a ti mismo”.    “Así que lo que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos”.     Mateo 7:12

Como puedes ver, el gran maestro nos dejo bien claro cuál es la manera correcta de amar:

“te quiero, sí, del mismo modo que me quiero a mí”.

Cuando permites que tu amor sea ignorado, descuidado y maltratado, no estás cuidando de ti. Motivo por el cual nadie más te proporcionará esos cuidados.

Cuando leemos y escuchamos que el amor es sufrido, es porque así lo es, pero lejos de ser un sufrimiento individual cimentado en el dolor  de nuestro compañero, este dolor proviene de la decisión mutua de perseverar en la relación con todo lo que viene en ella: alegrías, inciertos, dificultades, éxitos, perdidas, y un objetivo en común, nuestro proyecto de toda la  vida.

Por último, queremos  compartir contigo una reflexión del Dr. Walter Riso:

“Mi reflexión es que hay que aprender a perder. Aprender  que el amor es recíproco; no hay fórmulas para esto sino que hay que ver las cosas como son.

  • Si alguien duda que te ama, no te ama.
  • Que si alguien te lastima, no te merece.
  • Que no importa cuánto te amen sino cómo lo hagan.
  • Que el amor no es infelicidad ni es una cruz.

Dile adiós a la crisis; ama la paz….

Términos de Búsqueda Populares:

2 comments

  1. Any Guerrero Jaime says:

    EXCELENTE… !!!

    SEA DIOS BENDICIENDOLES RICA Y ABUNDANTEMENTE EN TODO LO QUE EMPRENDAN Y DESBORDANDOLES EN LO QUE SU CORAZÓN ANHELA Y ES VOLUNTAD DE DIOS PARA SU VIDA.. !!!

    ABRAZOS FUERTES PARA UDS. QUIENES SABEN LLEVAR EL ALIMENTO A TIEMPO.. !!!

    CON MUCHO AMOR,

    ANY
    SAL.34

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *